Forex

El par EUR/USD debe superar el nivel de 1,02 para poder hablar de paridad

 

  • La crisis de Oriente Próximo ha reavivado las especulaciones en torno a la paridad euro-dólar
  • Una Europa con problemas podría sufrir un nuevo golpe inflacionista por el encarecimiento de la energía
  • Los principales bancos de Wall Street prevén que el dólar alcance 1 dólar entre finales de año y los próximos seis meses
  • El análisis de Investing.com muestra que el par EUR/USD debe superar y mantener el nivel de 1,02 como primer paso hacia la paridad

La última conflagración de Oriente Próximo ha hecho que los investigadores de divisas de Wall Street pisen el acelerador, pronosticando posibilidades de que el euro alcance la paridad con el dólar estadounidense ante la especulación de que la crisis hará aumentar la inflación europea junto con el encarecimiento de la energía.

Los bancos de inversión de renombre, desde JPMorgan Chase a Citibank y Goldman Sachs, prevén que el dólar alcanzará al el dólar en cualquier momento entre finales de este año y los próximos seis meses.

Pero el propio análisis de Investing.com, en colaboración con SKCharting.com, muestra que para que se mantenga cualquier perspectiva de paridad euro-dólar, el par EUR/USD debe superar y mantener el nivel de 1,02, mientras que el índice dólar —que enfrenta al billete verde con el euro y otras cinco divisas principales— debería superar el nivel de resistencia de 107,37.

En el momento de redactar estas líneas, el par de divisas se sitúa en el nivel de 1,0539, por debajo de los mínimos de 22 meses registrados el 3 de octubre en 1,0448.

El índice, por su parte, se situaba en 106,36, lejos de los máximos de 11 meses registrados también el 3 de octubre en 107,35.

Descripción: EUR/USD Daily 

CONTEXTO

  • Aumento de los costes energéticos:

Una caída hasta la paridad devolvería al euro a niveles no registrados desde la segunda mitad del año pasado, cuando la moneda única cayó por debajo de 1 dólar por primera vez desde 2002 después de que la guerra en Ucrania interrumpiera gran parte del suministro de gas de Europa. Los precios ascendieron el lunes a unos 50 euros por megavatio hora, todavía muy por debajo de los máximos de más de 300 euros/MWh alcanzados en agosto de 2022. Europa ha llenado en gran medida sus reservas de gas de cara al invierno, lo que la protege contra nuevas interrupciones.

Desde principios de 2023 se viene especulando con la posibilidad de que las dos divisas más importantes del mundo se sitúen el mismo nivel, a menudo impulsadas por el aumento del rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense ante la perspectiva de que los tipos de interés de Estados Unidos sigan subiendo más tiempo.

Ahora vuelve a preocupar la posibilidad de que un creciente conflicto en Oriente Próximo dispare también la inflación y, como consecuencia, acelere los tipos de interés en todo el mundo, según Bernard Baumohl, economista jefe mundial de The Economic Outlook Group en Princeton, Nueva Jersey.

El reciente repunte de los precios de la energía provocado por la guerra entre Israel y Hamás ha alimentado la presión sobre una economía ya en desaceleración. El precio de los futuros del gas europeo de referencia ha subido un 26% desde el ataque de Hamás a Israel el pasado 7 de octubre.

  • Inflación europea frente a un dólar más fuerte:

Mientras que la inflación y los tipos de otros países probablemente suban en el peor de los escenarios, Estados Unidos podría ser la excepción, ya que los inversores extranjeros vierten capital en lo que consideran refugio seguro durante el conflicto mundial. De ahí la fortaleza adicional del dólar.

“Los tipos de interés podrían bajar”, dice Baumohl, pero aun así “creemos que el dólar se verá fortalecido”.

Detrás de la súper racha del dólar tenemos el rendimiento de los bonos, que han subido tanto y tan rápido en lo que va de año —registrando máximos de 16 años— que muchos participantes del mercado creen que la era de los tipos de interés bajos ya ha terminado.

Desde principios de agosto, el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años ha superado el 4%, nivel no registrado entre 2008 y 2021. La carrera hacia los máximos de 2007 registrados el 3 de octubre en el 4,8% supuso un aumento de medio punto porcentual en sólo 15 días.

Los movimientos del rendimiento de los bonos se han extendido a todo el mundo: a Europa, donde amenazan con provocar una crisis fiscal en la endeudada Italia; y a Japón, que se aferra con la punta de los dedos a unos tipos de interés por los suelos.

  • * El “excepcionalismo” de Estados Unidos frente al mundo:

La sorprendente resistencia de la economía estadounidense de estos últimos meses también ha contribuido a la apreciación del dólar, mientras que los crecientes temores de recesión en Alemania, tradicional motor de crecimiento de la eurozona, han lastrado el euro.

La semana pasada, el Gobierno alemán rebajaba drásticamente sus previsiones de crecimiento económico, advirtiendo de que su economía se contraería un 0,4% este año, mientras que el FMI prevé que sería la economía avanzada con peores resultados este año.

En palabras de Yasmin Younes, estratega de Citi:

“Creemos que el dólar puede seguir subiendo gracias al excepcionalismo estadounidense”. Añade que la Reserva Federal aún prevé más recortes de tipos el año que viene que cualquier otro banco central del G10, “lo que nos parece incongruente con un mercado laboral cada vez más restrictivo”.

  • Los grandes de Wall Street ven perspectivas de paridad EUR/USD en unos meses:

En consecuencia, JPMorgan (NYSE:JPM) ha rebajado su previsión para el euro a 1 dólar de aquí a finales de año.

Por su parte, Citibank habla de paridad “en un plazo de seis meses”, dada su “previsión de recesión en Europa mucho antes que en Estados Unidos”.

Estos llamamientos sitúan a los gigantes bancarios estadounidenses a la cabeza de un grupo cada vez mayor de prestamistas que pronostican que la constante caída de la moneda única desde el verano aún tiene más margen de caída.

El euro se ha dejado ya cerca de un 6% frente al dólar desde sus máximos de mediados de julio, ya que la inesperada fortaleza de la economía estadounidense ha impulsado el dólar, mientras que la zona euro se prepara para una recesión.

A pesar de su reciente debilitamiento, el euro “sigue sin incorporar un descuento a causa de la miríada de incertidumbres a las que se enfrenta la divisa”, afirma

Meera Chandan, codirectora del equipo de análisis de estrategia global de divisas de JPMorgan, cita “unas condiciones financieras más restrictivas y los posibles riesgos geopolíticos indirectos, todo ello en un contexto de estancamiento del crecimiento”.

Chandan, afirmaba en unas declaraciones recogidas por Financial Times:

“Ahora creemos que el EUR/USD alcanzará la paridad, por debajo de nuestro objetivo anterior de 1,05”.

Chandan afirma que Europa se verá especialmente perjudicada por “el ajuste de las condiciones financieras y los posibles riesgos de contagio geopolítico, todo ello en un contexto de estancamiento del crecimiento”.

Goldman Sachs (NYSE:GS) afirma que la tendencia bajista del euro ha ido en aumento, exacerbada por la preocupación de los inversores en acciones por el déficit presupuestario de Italia, mayor de lo previsto.

En una nota de investigación publicada el viernes, los analistas de Goldman afirmaban:

“En primer lugar, los datos de actividad no cumplieron las expectativas durante el verano. En segundo lugar… han reaparecido las preocupaciones fiscales en Italia, lo que probablemente hará aumentar el rendimiento de la BTP [deuda pública italiana]… En tercer lugar, los riesgos para los precios del petróleo y el natural gas parecen al alza”, explica Goldman Sachs.

PERSPECTIVAS: Lo que hace falta para la paridad EUR/USD

Descripción: EUR/USD Weekly

Según Sunil Kumar Dixit, estratega técnico jefe de SKCharting.com, los intentos de recuperación del EUR/USD se enfrentan actualmente a un nivel de resistencia en 1,0563, máximos de la jornada del lunes.

El RSI (índice de fuerza relativa) diario en 43 está por debajo de los 50 puntos que indican neutralidad, lo que garantiza una inminente corrección más profunda si los actuales intentos de repunte no logran superar el nivel de resistencia superior de 1,0640 y 1,0680.

Una ruptura por encima de la banda media de Bollinger diaria de 1,0563 iniciará movimientos laterales a corto plazo con un sesgo positivo hacia los máximos oscilantes de 1,0640, por encima del cual se encuentra la MME (media móvil exponencial) de 50 días de 1,0680.

Dixit explica:

“Este escenario se verá como una ruptura por encima del amplio canal descendente, que finalmente buscará un nivel de resistencia importante en la confluencia de las MMS (medias móviles simples) 200 y 100 o de 1,0820 y 1,0830”.

Si no se supera el nivel de resistencia de 1,0640-1,0680, una ruptura por debajo de los mínimos recientes de 1,0495 se considerará una señal inicial para el comienzo de la siguiente onda correctiva bajista.

Esto tendrá un objetivo bajista inmediato en la zona del 50% de Fibonacci del nivel de 1,0406, desarrollado a partir de la onda principal que llevó al EUR/USD de 0,9535 a 1,1277.

Descripción: EUR/USD 4-Hourly

Una ruptura por debajo de la zona del 50% de Fibonacci de 1,0406 tendrá como objetivo la siguiente zona del 61,8% de Fibonacci de 1,0200.

Dixit añade:

“Esta zona del 61,8% de Fibonacci es un suelo difícil de atravesar si el par euro-dólar tiene que volver a alcanzar la paridad observada por última vez en septiembre de 2022.

Tras la paridad, el EUR/USD encontrará un primer nivel de soporte en 0,9900″.

***

Descargo de responsabilidad: El

Fuente

Похожие статьи

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *

семнадцать − 15 =

Кнопка «Наверх»